¿Qué son las flores preservadas?

Seguro que en los últimos meses has escuchado hablar de las flores preservadas. Y es que estas plantas naturales, sometidas a un proceso de conservación para mantener su belleza, se están volviendo cada vez más populares en sectores como la decoración y las bodas gracias a sus numerosas características y ventajas. Sin embargo, al tratarse de productos tan novedosos, es muy común que se tiendan a confundir con las flores secas o que se creen ideas equivocadas sobre sus propiedades. Por eso, aquí abajo te contamos en detalle qué es una flor preservada, cuál es su duración y otras características muy interesantes.

¿Qué son las flores preservadas?

Las flores preservadas son flores naturales sometidas a un proceso que consiste en sustituir la savia y el agua que contienen por un líquido preservante.

El objetivo de este procedimiento es el de alargar en meses, e incluso años la vida de la flor, manteniendo intacto su aspecto, su olor y su textura.

El hecho de que conserve su belleza durante tanto tiempo, supone una gran ventaja y permite ahorrar un montón de dinero en ramos de flores naturales que tienen los días contados.

Por otro lado, las flores preservadas no necesitan agua, ni el cuidado que requieren las naturales. La única desventaja es que algunos tipos de flores no pueden ser sometidas a este tratamiento, por lo tanto para hacer arreglos florales muchas veces se mezclan con algunas flores secas. 

¿Tienen olor?

Una de las características más destacadas de las flores preservadas va asociada con una creencia errónea acerca de ellas. Se piensa que al preservarse, las flores pierden su aroma, sin embargo esto es completamente falso. Un ramo de flores preservadas además de mantener su belleza natural, conserva también su aroma y su frescor. 

Duración de las flores preservadas

Otras de las características de este tipo de flores es que pueden llegar a durar hasta cinco años en buenas condiciones.

Quizás la inversión inicial al comprar tus flores preservadas puede ser más elevada que la de un ramo natural, pero a largo plazo acaba siendo mucho más rentable.

En caso de estar buscando flores para una boda o evento, las preservadas no tienen que ser encargadas a último hora. De hecho, puede ser uno de los primeros asuntos a tratar, ya que pueden durar en perfecto estado durante mucho tiempo.

¡Por cierto! No nos olvidamos de que las flores y plantas preservadas son ecológicas y dejan una huella de carbono mucho menor que las flores secas o naturales.

Por esto consideramos que estos productos son la alternativa perfecta para regalar y decorar cada rincón de tu casa.

Descubre nuestras creaciones más bonitas