La marca Cacharel ha logrado posicionarse a lo largo de tres décadas como creadora de perfumes de iniciación, gracias a sus fragancias con aroma joven, romántico y fresco. Nació en 1958 por Jean Bousquet, siguiendo el anhelo del diseñador por ofrecer una alternativa a la alta costura que tanto triunfaba en aquella época, y recibe su nombre de un pájaro de la región de Nîmes, de donde es originario Bousquet.

Tras conquistar el mundo de la moda, el diseñador amplió su modelo de negocio lanzando al mercado su primer perfume en 1978: Anaïs Anaïs. El éxito de esta fragancia joven y fresca fue tal, que la marca empezó a poner más énfasis en la creación de fragancias, decisión que se materializó en un liderazgo indiscutible dentro de la alta perfumería.

Perfume y colonia de Cacharel: romanticismo y sensualidad

Desde el momento en el que Jean Bousquet se unió a la vanguardia del prêt-à-porter, mostró en sus creaciones la aspiración de dirigirse a un tipo de mujer muy concreto. Tanto sus colecciones de moda como sus perfumes fueron rápidamente reconocidos por el romanticismo, la libertad y la sensualidad que evocaban.

Así, Cacharel acabó convirtiéndose en la marca preferida de toda una generación que, iniciándose en el mundo del perfume, buscaban aromas que representaran su inocencia y sus ganas de vivir experiencias nuevas, como enamorarse por primera vez o descubrir quiénes eran a la vez que daban sus primeros pasos hacia la edad adulta.

Perfumes Cacharel para mujer

Cacharel ha creado fragancias femeninas que se han convertido en éxitos de venta a nivel mundial, algunas de ellas siguen siéndolo 30 años después de su lanzamiento al mercado:

  • Anaïs Anaïs: La ya emblemática primera creación de Cacharel es una oda a la inocencia, la ternura y los sueños de la juventud, que se transmite a través de sus notas florales de lavanda, azucena blanca y rosa.
  • Amor Amor: La esencia del primer amor, las notas de grosellas negras, rosa y vainilla de este perfume representa la pasión y el romanticismo.
  • Lou Lou: Sus notas orientales y florales de madera del árbol chino de la canela, flor de azahar del naranjo y el incienso están pensadas para la mujer que son conscientes de su feminidad y la atracción que generan.
  • Yes I Am: Una de sus últimas creaciones, su primer spicy cremoso tiene la fuerza necesaria para representar el empoderamiento femenino y a todas esas mujeres seguras de sí mismas, atrevidas y dispuestas a conseguir lo que quieren.

Cacharel para hombre

Aunque Cacharel se ha posicionado como referente en la moda y la perfumería para mujer, también ha lanzado al mercado fragancias para hombre. Un ejemplo es Amor pour Homme, creada en 2006 y con la misma facilidad para retratar la libertad y el romanticismo, esta vez masculinos, a través de sus notas especiadas y amaderadas de té, mandarina siciliana, cardamomo y palo de rosa de Brasil.

visto recientemente