Árbol de Té: propiedades y uso en la aromaterapia

Probablemente hayas oído hablar mucho del árbol de té. Sobre todo en los últimos años, en los que se ha puesto muy de moda. Y es que, con él se hace nada más y nada menos, que uno de los mejores aceites esenciales del mundo. Hoy queremos presentarte a tu nuevo mejor amigo: el aceite esencial de árbol de té.

El árbol de té es único en su especie

Este árbol originario de Australia es un referente desde los tiempos de los aborígenes australianos, ya que lo utilizaban para combatir enfermedades y fabricar cataplasmas para curar heridas. Su nombre se debe a que en el siglo XVIII el navegador inglés John Cook utilizó sus hojas para hacerse una infusión con la que combatir el escorbuto. Debido a su efectividad, comenzaron a investigar los diferentes usos y propiedades del árbol de té. 

El aceite esencial de árbol de té que utilizamos hoy en día se extrae exclusivamente de la especie Melaleuca Alternifolia.

La terapia realizada mediante los aromas es muy efectiva y sanadora

¿Qué propiedades tiene el árbol de té?

Si tuviéramos que nombrar todas las propiedades del aceite esencial del árbol de té, nos eternizaríamos. Por ello, vamos a mostrarte las más sorprendentes y útiles en tu día a día.

Tratamiento para la piel 

Una de sus propiedades más alabadas, es la de tratar las pieles acneicas y grasas. La piel absorbe a la perfección este aceite y exprime al máximo todas sus propiedades. Es súper beneficioso para la dermis. Añade unas gotas de este aceite esencial en tu crema hidratante  y verás cómo tu piel mejora enormemente. Es un bálsamo que la calmará al instante.

Cuidado del cabello

También puedes utilizarlo para revitalizar tu melena. Sus propiedades harán que se vea mucho más brillante y que esté más fuerte y sedoso. Para utilizarlo, basta con que eches unas gotas en tu champú, aunque también puedes comprar un champú de aceite de árbol de té en cualquier supermercado o tienda de cosmética.

Refuerza el sistema inmunológico

Es un básico que no puede faltar en tu botiquín. El aceite de árbol de té es un excelente cicatrizante, antiinflamatorio y expectorante. Además refuerza el sistema inmunitario frente a virus, bacterias y hongos.

Alivia las tensiones musculares

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, es tu mejor aliado para relajar los músculos y destensarlos. Masajea la zona que te moleste con unas gotas de aceite y verás como quedas como nuevo.

Limpieza y desinfección

Es un excelente limpiador. Desinfecta todo tipo de superficies. Añade 30 gotas de aceite en un litro de vinagre. Verás como no se le resiste nada.

Usos del árbol de té en la aromaterapia

El aceite esencial de árbol de té es, de entre todos los aceites existentes en el mundo, el más utilizado para la aromaterapia. ¿Por qué? Debido a sus múltiples y beneficiosas propiedades, como la antiinflamatoria, la calmante y la expectorante.

Y es que en la aromaterapia, se emplean aceites esenciales para tratar enfermedades y promover el bienestar tanto físico como psicológico. Masajeando las zonas doloridas o inhalando los vapores de este aceite, tu calidad de vida experimentará una notable mejoría.

Si tienes dolores musculares, problemas en la piel o problemas respiratorios, te recomendamos que te informes sobre esta sanadora terapia realizada con el elixir de este famoso árbol.

El árbol de té tiene un montón de beneficios para la salud

Aromas que te recordarán al árbol de té

Por si fuera poco, su olor es exquisito. Relaja y da una paz inigualable. Si eres un fanático de este aroma, no puedes perderte algunos perfumes con notas verdes similares a las de este especial y único árbol. Algunos de ellos, son:

Esperamos que este artículo sirva para que te animes a incorporar en tu rutina diaria este maravilloso aceite esencial, si es que no lo hacías ya. Marcará un antes y un después en tu vida. ¡Te lo aseguramos!