Trucos para aplicar bien el corrector de ojeras

El corrector de ojeras es uno de los cosméticos más usados para camuflar las imperfecciones del rostro. No solo disimula ojeras, también ayuda a cubrir el acné, manchas y rojeces. Sin embargo, para hacer un buen uso de este producto de belleza es necesario elegir el que mejor se adapte a tu piel y saber cómo aplicarlo.

Aquí abajo te dejamos unos cuantos trucos sobre cómo aplicar el corrector de ojeras para que aprendas a usar correctamente este imprescindible del maquillaje.

Cómo elegir el corrector de ojeras

Antes de nada, deberás elegir el corrector de ojeras que mejor combine con tu tono de piel. 

Según los expertos, se recomienda que escojas un corrector medio tono por debajo del de tu piel. Si optas por un tono demasiado claro, esto puede provocar que aparezca el famoso efecto “ojos de panda”.

Si las ojeras no son muy visibles, el mejor tono es el beige natural, aunque a veces usando solo tu base de maquillaje puede ser suficiente para taparlas. Por otro lado, si son más pronunciadas te recomendamos que antes del corrector apliques un tono salmón.

Cómo aplicar el corrector de ojeras de forma eficaz

Existen correctores de múltiples colores que tienen otros usos además de tapar ojeras. Los de color verde son perfectos para la rosácea o los granos, mientras que el amarillo y el naranja son ideales para tapar venas, ojeras azuladas, moratones, pecas o lunares. Si quieres cubrir cicatrices o manchas oscuras lo mejor será que elijas un corrector de color salmón.

Además del  tono, es importante que a la hora de elegir tu corrector de ojeras te fijes en su cobertura. Cuanto más visibles sean tus ojeras más alta deberá ser la cobertura de tu corrector. Asimismo, asegúrate de que la textura sea ligera para que con el paso del tiempo no se estropee o se agriete. 

Cómo aplicar el corrector de ojeras

El corrector de ojeras es uno de los imprescindibles de belleza para borrar los signos del cansancio de la mirada y disimular otras imperfecciones de la piel. Por eso, aquí te dejamos unos trucos para aplicar el corrector de ojeras adecuadamente y sacarle el máximo partido. ¡Toma nota!

  • Hidratación: Especialmente si lo vas a utilizar para el contorno de ojos, es importante que antes de su aplicación hidrates profundamente la zona para que esté más elástica y evitar que se agriete o se queden marcadas las arrugas.
  • Orden: según los profesionales del mundo de la cosmética no existe un orden para aplicar el corrector. Por lo que podrás usarlo antes o después de tu base de maquillaje. Aunque sí que se recomienda no echar base en el contorno del ojo para no sobrecargar esta zona. ¡Por cierto! No te olvides de que aquí encontrarás las mejores bases de maquillaje Low Cost.
  • Cantidad: es importante que no abuses del corrector de ojeras cuando te maquilles. Te recomendamos que apliques poca cantidad y más tarde añadas más en caso de que sea necesario.
  • Dónde aplicarlo: justo encima de la zona más oscura de la ojera. Aunque existen correctores que se pueden usar para disimular otras imperfecciones como manchas, granitos o rojeces. 
  • Cómo aplicarlo: puedes utilizar la yema de tu dedo para aplicarlo dando pequeños toques o bien optar por difuminarlo con un pincel o una esponja. Lo importante es que se acabe camuflando bien con tu tono de piel.
  • Prolongar la duración: te recomendamos que después de usar el corrector de ojeras uses un poco de polvo translúcido de efecto lifting para aportar luminosidad y prolongar su duración.

Cómo elegir el corrector de ojeras y cómo se usa correctamente

Errores que hay que evitar al usar el corrector

Muchas veces se cometen errores a la hora de usar el corrector de ojeras que pueden llegar a estropear el maquillaje y hacer que los signos de la edad o las líneas de expresión se marquen aún más. Estate atento a estos errores más comunes para evitarlos la próxima vez que apliques este “must” de la cosmética para mujeres.

  • No extiendas el corrector para tapar ojeras porque la zona del contorno de ojos es bastante delicada. Como te hemos dicho antes lo mejor es aplicarlo con pequeños golpecitos para un acabado perfecto. Si vas a aplicar el corrector en otras zonas que no son las ojeras, como por ejemplo un grano, lo mejor es aplicar solo un punto sobre la zona inflamada y otro sobre el grano.
  • Otro de los errores más comunes es elegir el tono equivocado. Si optas por uno tono demasiado claro crearás el llamado “efecto mapache” u “ojos panda”. Asimismo. si escoges un tono muy oscuro solo conseguirás que la ojera se marque aún más.
  • No abuses del producto. Si aplicas demasiada cantidad esto puede hacer que se marquen más las arrugas o las líneas de expresión, ya que la zona del contorno de los ojos al ser más fina absorbe menos. Si ves que se sigue viendo la ojera, puedes aplicar una capa más cuando hayan pasado al menos 10 minutos desde la primera. 
  • No hidratar. Lo primero que debes hacer es aplicar tu crema hidratante habitual para que la piel esté flexible y el corrector no se cuartee. Echa un ojo a nuestro post sobre las mejores cremas faciales con ácido hialurónico y descubre sus increíbles beneficios para la piel.

El corrector de ojeras es un aliado de la belleza que si no sabes usarlo bien puede llegar a convertirse en tu peor enemigo. Pero que no cunda el pánico, porque con estos trucos y consejos que te hemos dado sabrás sacarle el máximo partido a este básico del maquillaje ;)


divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.