Cómo hacer un ambientador casero: 9 ideas TOP

Un hogar que huela bien puede llegar a cambiar mucho nuestra experiencia doméstica, haciéndonos sentir a gusto y convirtiendo nuestra casa en un lugar de paz y descanso en el que queremos quedarnos.

No obstante, tú que eres un consumidor responsable, siempre buscas formas nuevas de reducir la cantidad de residuos que generas en tu día a día.

Pero, ¿sabías que hay formas de crear ambientadores caseros, baratos, personalizados y eco-responsables? Como ya te estarás imaginando, en este artículo te traemos varias propuestas para que perfumes tu hogar por muy poco, y ya de paso, aproveches tus residuos para crear algo útil. 

¡Por cierto! No te pierdas nuestros aromas irresistibles para la casa, ¡descubre ya la colección HOME de DIVAIN!

1. Ambientador casero con suavizante

¿Usas suavizante para lavar tu ropa? Pues entonces ya tienes el ingrediente base para un súper ambientador hogareño que impregnará de olor a ropa limpia toda tu casa. Para ello, deberás coger un pulverizador que esté vacío.

Luego rellena la mitad con agua, y la otra mitad con tu suavizante favorito. Y, ¡listo! Ya tienes un súper ambientador de hogar en formato spray para pulverizar cualquier superficie de tu hogar.

Puedes utilizarlo sobre el sofá, los cojines, en tu armario, encima de las toallas, en tu cama y cualquier superficie textil que haya en tu casa. El olor quedará impregnado en todas las estancias con un olor a ropa limpia totalmente irresistible.

Hacer ambientador casero con suavizante

2. Ambientador en pulverizador con aceites esenciales

Si quieres prescindir de los productos químicos artificiales, una alternativa ideal son los aceites esenciales.

Suelen venderlos en pequeños botes, con lo que unas pocas gotas disueltas en agua son capaces de aportar un olor bastante potente. Los hay de todos los tipos que te puedas imaginar, con multitud de olores diferentes: rosas, eucalipto, pachuli, vainilla…

Tan solo deberás rellenar una botella de spray con agua y añadirle unas gotas de tu aceite esencial favorito. Si utilizas un humidificador en tu casa, puedes añadirle unas gotas de aceite esencial mezcladas con el agua para repartir uniformemente el aroma por todo el ambiente.

3. Gelatina con olor

Aunque hoy en día es posible encontrar tarros de gelatina aromática en cualquier supermercado, debes saber que también puedes crear tu propio ambientador totalmente personalizado, y  lo que es más importante, reutilizando envases que vayas a desechar a la basura. Además, el resultado suele ser bastante estético, con lo que puede ser un objeto con una doble función: decorar y aportar un buen olor a nuestro hogar.

Para crear tu propia gelatina aromática vas a necesitar: un tarro de vidrio limpio y vacío, colorante, gelatina neutra, sal y el aceite esencial de tu elección.

Lo primero será hervir la gelatina en agua caliente, siguiendo las instrucciones que indique el paquete. Posteriormente, añadiremos nuestro aceite esencial (a más cantidad, más intensidad) junto con el colorante. Removeremos bien todo, lo echaremos en el tarro, lo dejaremos enfriar y listo, ¡ya tendremos nuestra gelatina con olor!

Cómo hacer un ambientador para el armario

4. Saquitos de lavanda para aromatizar armarios y cajones

¿Tienes retales de tela o ropa vieja y no sabes qué hacer con ellos? Entonces tan solo necesitas alguna planta aromática como la lavanda o eucalipto para conseguir un aromatizante sencillo y efectivo ideal para armarios, cajones y lugares cerrados.

5. Ambientador casero a base de bicarbonato

Para elaborar este ambientador tan solo necesitas bicarbonato, un aceite esencial o suavizante de elección y una botella con pulverizador. El procedimiento es el siguiente:

  • Calentar el agua hasta que hierva (50 ml).
  • Añadir el aceite esencial (un chorro) o el suavizante (50 ml como mínimo).
  • Añadir 15 gr bicarbonato común.

Una vez todo bien mezclado en el bote, ya tendrás tu ambientador casero a base de bicarbonato preparado para ser pulverizado.

6. Aprovecha los restos de jabón como ambientador

Con los restos de las pastillas de jabón también puedes crear fabulosos sacos aromatizantes por muy poco dinero. El proceso para elaborarlos no tiene mayor secreto: hacer pequeños saquitos de tela con los retales de ropa sobrantes y rellenarlos con restos de jabón que tengamos por casa.

Tal y como te hemos comentado con los sacos de plantas aromáticas, este tipo de ambientador es ideal para colocar dentro de armarios y cajones para que nuestra ropa conserve siempre un delicioso aroma fresco y limpio.

7. Aromatización antibacteriana para la cocina

¿Cómo podríamos olvidarnos de la cocina? Una de las estancias que más está expuesta a los olores agresivos, pues es común cocinar con aceites y aromas fuertes en ella.

Lo ideal en este caso es usar productos naturales que no supongan ningún tipo de peligro para nuestra salud. Por suerte, muchos alimentos tienen propiedades antibacterianas, además de eliminar olores y aportar un aroma a frescor en la estancia.

Para crear nuestro propio ambientador antibacteriano para la cocina necesitaremos una naranja o limón, una rama de canela, agua azúcar y vinagre blanco.

El proceso es el siguiente: hervir medio litro de agua con canela, echar la cáscara de la naranja o el limón y unas cucharadas de azúcar. Luego lo mezclaremos con el vinagre y lo dejaremos enfriar, para luego guardarlo dentro de nuestro pulverizador.

8. Especies para aromas exóticos en el hogar

Si quieres que tu hogar te transporte a algunos de los lugares más exóticos del mundo, no hay nada como crear tus propios ambientadores a base de especias aromáticas como el clavo, el jengibre o la pimienta de Jamaica.

Tan solo tendrás que infusionarlas en agua caliente y luego colocar el líquido en un pulverizador para poder esparcirlo por toda tu casa.

9. Plantas aromáticas para un aroma natural y fresco

No es necesario crear un producto para conseguir que nuestra casa huela a limpio y fresco. Si queremos lograr un aroma permanente sin tener que estar pulverizando constantemente encima de las superficies, podemos optar por las plantas aromáticas. Algunas de nuestras preferidas para aportar un olor natural a nuestro hogar son la albahaca, la menta, el romero o el tomillo.


divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias