El maquillaje de los años 80: Historia y tendencias

El estándar de belleza de los años ochenta supuso un gran cambio en la forma en que las mujeres se vestían y maquillaban. El uso de ropa holgada, colores oscuros, peinados recogidos y una actitud rebelde, eran parte de una revolución cultural que fue representada por artistas como Madonna. 

El estilo del maquillaje de los años 80 que triunfó es el reflejo de una época inolvidable marcada por toda una generación de amantes de las licras, el aeróbic, el hip-hop y los peinados voluminosos. ¿Quieres recrear un look ochentero perfecto? ¡Pues sigue leyendo!

Características del maquillaje de los años 80 que fueron tendencia

Historia del maquillaje de los 80

La transición de generaciones de los 70 a los 80 generó un gran impacto en la moda. De pronto, la influencia de artistas como Madonna o Cher provocó que la forma de vestir y de maquillarse fuese más liberal y masculina. Aplicar sombras de colores oscuros, delinear el ojo por fuera y por dentro y lograr un look agresivo con rasgos marcados, se convirtió en un símbolo de rebeldía y osadía de la época. 

Tendencias del maquillaje de los años 80 de mujer

Las tendencias de maquillaje de los años 80 eran extravagantes y llamativas, por ello al hablar de la moda ochentera es inevitable no pensar en la imagen de celebridades como Madonna, Michael Jackson o Davie Bowie. A continuación, te damos unas cuantas ideas y tendencias que triunfaron para que puedas recrear looks ochenteros al detalle.  

Rostro y piel

Utilizar una base de maquillaje de uno o dos tonos más claros que el color de tu piel natural, es uno de los primeros pasos para lograr un estilo ochentero perfecto. Puedes utilizar un corrector para unificar el tono en aquellas zonas con imperfecciones de tu rostro y finalizar con una capa delgada de polvo traslúcido. 

Ojos

Los ojos eran el centro de atención del maquillaje en los años 80 y por ello todo tu esfuerzo se debe concentrar en esta zona. Aplica máscaras de pestañas tanto en las pestañas inferiores como en las superiores para abrir la mirada o añade pestañas postizas para darle un toque felino y salvaje a tu rostro.  

Por otro lado, usa un delineador de ojos negro y utiliza sombras en tonos grises. Las sombras de colores llamativos también pueden ser una buena opción. 

Cejas

Cuanto más pobladas, anchas y desordenadas mejor. En caso de que tus cejas sean delgadas, utiliza un pincel o lápiz para rellenar los espacios creando unas cejas mucho más gruesas y dándoles una imagen más masculina. 

Recrea tu maquillaje de los años 80 con los siguientes consejos

Labios

Los labios no eran los protagonistas del maquillaje ochentero. Para recrear el estilo de la época utiliza pintalabios mates en tonos marrones y oscuros y delinea el corazón del labio para darle una forma más puntiaguda.  

Pómulos

Marcar los pómulos con un colorete rosa oscuro le dará un toque dramático a tu maquillaje. El truco es usarlo como si fuese un polvo bronceador y utilizarlo para contornear tu rostro y marcar los ángulos de tu cara. Si además quieres darle un toque más extravagante, agrega un poco de brillo en la parte alta del hueso del pómulo, ya sea con una sombra brillante o con un iluminador. 

Peinados de los años 80

El estilo ochentero era único, rebelde y llamativo y esto no solo se reflejaba en la ropa y en el maquillaje, sino también en el cabello. 

Los peinados de los 80 se definen como alocados y por tanto, para recrear un look rápido con pocos productos y accesorios, solo necesitas tener imaginación y no sentir remordimientos por gastar todo el bote del spray fijador. 

Puedes recrear un brushing abombado aplicando fijador sobre algunos mechones de tu pelo para crear volumen en la parte superior de la cabeza. Otra de las ideas es que añadas  extensiones de colores o mechones de pelo rizado para crear un efecto frizz y darle ese toque alocado tan característico de la época. Asimismo, los flequillos cortados irregulares, los tupés y la permanente, fueron otras tendencias que marcaron la moda de esta década.

Manicura

La manicura es el último elemento para completar tu look ochentero. En este caso puedes ser todo lo creativa que quieras y elegir un color alegre como el verde, el amarillo o el fucsia, o bien decantarte por tonos oscuros como el negro, el marrón o el morado. Todo dependerá de la imagen que quieras dar y cuánto quieras llamar la atención.