Perfumes amaderados: la incomparable calidez de las maderas

Hace más de un siglo el Comité Francés del Perfume estableció un sistema de categorización de los perfumes que se agrupan en siete grandes familias: cítrica, floral, oriental, cuero, fougére, chypre y amaderada. Grupos que se dividen en numerosas subfamilias que son actualizadas a medida que los perfumistas van creando nuevos aromas.

Hoy os vamos a hablar de la familia amaderada, porque, ¿hay algo que evoque más calidez que la imagen de la madera?  Cuando llega el frío la estampa de un bosque o una chimenea suelen ser más que apetecibles pero, ¿cómo trasladar esa sensación a un perfume? Sin duda eligiendo un aroma que contenga matices amaderados, que suelen ser perfumes secos, cálidos y sofisticados.

Perfumes de alta intensidad

La familia amaderada incluye todos los perfumes cuya nota definitoria es madera pero no incluyen de forma clara el acorde fougère. Se subdivide a su vez en 3 subfamilias: maderas aromáticas, maderas musgosas y maderas secas. Además, los perfumes amaderados tienen una gran ventaja: combinan muy bien con la mayoría de elementos que se emplean para crear fragancias, como las flores, las especias o el cuero.

Perfumes amaderados: la incomparable calidez de las maderas, perfumes amaderados en DIVAIN, perfumes de equivalencia

Su aroma se suele caracterizar por ser cálido y opulento, por eso se suelen  asociar a perfumes masculinos, aunque paulatinamente se adentra en la perfumería femenina. De hecho, la gran mayoría de los perfumes del mercado suelen utilizar estas notas como toque final de las fragancias y aproximadamente en el 80% de los perfumes del mercado hay alguna nota de madera.

Las notas pertenecientes a esta familia suelen ser extraídas de árboles como el cedro, el abedul o el sándalo.

Las fragancias de maderas aromáticas suelen contener notas de pino, cedro y vetiver, -una hierba de raíces (cuanto más viejas son las raíces, mejor es la calidad de su aceite esencial).

Los perfumes de madera musgosa se caracterizan por su contraste entre una base cálida de la madera  y unas notas de salida frescas que le aporta el toque de musgo.

Este tipo de fragancias son idóneas para utilizar como perfume nocturno o como aroma para las estaciones frías, ya que generalmente tiene una base potente y su intensidad es media o alta.


Recibe nuestro catálogo en tu correo electrónico

También ofertas, noticias y novedades

Deja un comentario

Todos los comentarios serán moderados antes de publicarse