Té Negro: propiedades, beneficios y para qué sirve

El té es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo. Su origen se remonta a la antigua China, en donde no solo era muy apreciado por su sabor, sino también por sus excelentes beneficios para la salud. Hoy en día tomar una taza de té es algo normal, cotidiano e incluso tradicional o ceremonial en algunas culturas.

En este post de nuestro blog vamos a hablar en profundidad del té negro y sus propiedades. Aunque puede que sea una de las infusiones menos populares, destaca por ofrecer una gran cantidad de beneficios para la salud. 

Descubre las propiedades y beneficios del té negro para el organismo

¿Para qué sirve el té negro?

Elaborado a partir de hojas de Camellia Sinensis, el té negro contiene una mayor concentración de nutrientes, compuestos orgánicos y cafeína que otros tipos de té como el verde. Todo esto es debido a su mayor grado de oxidación, responsable de su color oscuro y su sabor intenso.

Entre los beneficios del té negro más destacables están sus propiedades antioxidantes que, no solo retrasan y previenen los efectos del envejecimiento en el cuerpo, sino que también ayudan a combatir los radicales libres evitando la aparición del cáncer u otras enfermedades.

Beneficios del té negro

Tomar té negro en tu día a día le aportará muchos beneficios a tu salud. Entre ellos destacamos los siguientes.

Prevención de accidentes cardiovasculares

Una de las principales propiedades del té negro es su capacidad para mejorar la dilatación y contracción de los vasos sanguíneos. Y es que al regular la capacidad de dilatación y contracción se logra mejorar la circulación sanguínea.

Esto reduce el riesgo de forma significativa de sufrir un ataque cardiaco o algún tipo de accidente cardiovascular similar. Además, evita la formación de coágulos o taponamientos al ayudar a que la sangre se mantenga siempre en circulación.

Controlar los niveles de colesterol

Otro de los beneficios relacionados con la circulación sanguínea es la reducción del nivel de colesterol. Su alto contenido en compuestos naturales evita que se acumulen depósitos de colesterol en el sistema circulatorio.

Al eliminar los depósitos de colesterol se regula la presión arterial lo que a su vez reduce las probabilidades de sufrir un taponamiento arterial. En pocas palabras, las infusiones de té negro ayudan a evitar derrames y ataques al corazón.

Depurar el organismo

Una de las principales propiedades del té negro es su alto contenido en flavonoides, compuestos orgánicos con beneficios antioxidantes que reducen la presencia de radicales libres.

Gracias al alto contenido en flavonoides, este té tiene la capacidad para depurar el organismo protegiendo al cuerpo de los radicales producidos por la contaminación ambiental, compuestos químicos, pesticidas etc...

Evita la aparición de enfermedades neurodegenerativas

Diversos estudios han comprobado que los radicales libres tienen una relación directa con la aparición de enfermedades neurodegenerativas propias de la vejez como el Alzheimer.

Como mencionamos antes, el té negro es rico en antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir la oxidación acelerada de las neuronas retrasando la aparición de este tipo de afecciones. Además, su alto contenido en teína también ayuda a reducir los riesgos de padecer el mal de Parkinson.

Fortalece los huesos, dientes y previene la aparición de caries

Otro de los compuestos que contiene el té negro son los fitoquímicos, los cuales tienen la capacidad de contribuir a que el cuerpo absorba y procese el calcio necesario para fortalecer huesos y dientes.

En cuanto a la prevención de caries, tomar infusiones de té negro no solo ayuda a limpiar los dientes y refrescar la boca. Su alto contenido en flúor puede fortalecer el esmalte de la dentadura para que las caries no hagan acto de presencia en nuestra boca.

Propiedades del té negro y cómo prepararlo paso a paso

¿Cómo preparar té negro?

Preparar una infusión de té negro es muy sencillo, solo tienes que seguir estos pasos:

  • Pon a hervir agua. A diferencia de otras infusiones como el té verde, en este es necesario que haya bastantes burbujas de ebullición en el agua.
  • Añade el sobre de té o las hojas.
  • Deja reposar durante unos 5 minutos para que suelten todo su sabor.
  • Saca el sobre o retira las hojas.
  • Siente el aroma y disfruta del sabor intenso de este té.

  • Recuerda controlar la cantidad de té que tomas al día, ya que pasarte de lo recomendado puede tener efectos secundarios como dolor de cabeza, nerviosismo o problemas para dormir. Si experimentas cualquier efecto secundario negativo acude a tu médico.

    CONOCE TODAS NUESTRAS EQUIVALENCIAS

    Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.

    descuento-10-3-perfumes
    DESCARGA EL EBOOK:
    Cómo ir perfecta a la oficina todos los días

    Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.