5 exfoliantes faciales naturales que puedes hacer en casa

Si no te exfolias la piel, ¿a qué estás esperando? La exfoliación es uno de los mejores cuidados que puedes incorporar en tu rutina de belleza diaria, sobre todo a la del rostro, porque está más expuesto. Y es que se encarga de limpiar los poros, eliminar las células muertas, unificar el tono y reducir las líneas de expresión.

Vamos, una auténtica maravilla que cambiará por completo el aspecto de tu piel si lo haces asiduamente. Más aún si la realizas con exfoliantes faciales naturales como los que te presentamos a continuación.

Los mejores exfoliantes faciales caseros 

Existen mil y un tipos de exfoliantes, por lo que has de encontrar aquel que se adapte mejor a tu piel. Para ello, tienes que analizarla. ¿Es grasa? ¿O más bien seca y ultra sensible? ¿Tiene tendencia al acné o a los puntos negros

Una vez tengas respuesta a estas preguntas, sabrás cuál de estos exfoliantes faciales naturales es más adecuado para ti. Y no te preocupes, para hacerlos no necesitarás sangre de unicornio o pétalos de rosa de Katmandú, todos ellos están hechos a base de ingredientes naturales que puedes encontrar en cualquier supermercado.

El azúcar, el aceite o la clara de huevo son ingredientes excelentes para los exfoliantes

Exfoliante facial casero con café

El café no es solo el mejor amigo de nuestros cerebros cada mañana, también es un estupendo aliado para tu piel. Y es que elimina las células muertas y activa la circulación sanguínea como ningún otro.

Puedes hacer tu exfoliante con café de muchas maneras, aunque lo más habitual es mezclar seis cucharadas de leche, seis de cacao en polvo y cuatro de café molido. Si no tienes cacao en polvo también puedes utilizar miel y azúcar, pero en esta ocasión con una cucharada de cada uno de estos ingredientes será suficiente.

Este exfoliante es apto para todo tipo de pieles, ya que, la tengas como la tengas, las células muertas siempre aparecerán. 

Exfoliante facial natural de azúcar y aceite

El azúcar es uno de los componentes estrella de todos los exfoliantes naturales ya que su textura es ideal para eliminar las impurezas y realizar una limpieza profunda del rostro. Aunque puedes mezclarlo con muchos ingredientes, te proponemos que lo hagas con aceite de oliva, porque este es un excelente hidratante

Para hacerlo, basta con mezclar 1 taza de azúcar granulado (no importa si es moreno o blanco) y ⅓ de taza de aceite de oliva virgen extra. Una vez hecha la mezcla, basta con aplicarla sobre el rostro y dejar actuar durante unos 10-15 minutos.

Eso sí, si tienes la piel muy sensible, es mejor que optes por el de avena que te presentamos a continuación, ya que el azúcar puede resultar abrasivo para las pieles más delicadas.

Exfoliante natural de avena y miel

La avena tiene una textura mucho más suave que el azúcar pero también es un excelente exfoliante. Elimina las células muertas y unifica el tono y da luminosidad a la piel en un abrir y cerrar de ojos. 

Te proponemos que mezcles un par de cucharadas de avena con una de miel y dejes que actúe sobre tu rostro durante tres minutos. Luego acláralo con abundante agua fría.

Como ves, es uno de los dos exfoliantes faciales naturales más sencillos y rápidos de hacer, por lo que no hay excusas para no incorporarlo en tu rutina facial diaria.

Exfoliante facial con arroz

Seguro que nunca habías visto al arroz más que como un ingrediente culinario. Pero nada más lejos de la realidad, ya que es rico en vitamina B, vitamina E y magnesio, y sus propiedades suavizan la piel, calman las inflamaciones y previenen los signos de la edad. Además de eliminar las impurezas, claro. 

Para hacer tu exfoliante de arroz solo necesitarás triturar media taza de arroz crudo y mezclarlo con tres cucharadas de agua y unas gotas de aceite de coco. ¡Y voilá! Tendrás tu exfoliante listo para usar. 

Y si quieres un plus, cuece un poco de arroz y reserva el agua de la cocción, ya que el agua de arroz tiene unas increíbles propiedades calmantes que alivian las lesiones de la piel e incluso reducen las manchas. Utilízalo cada noche como tónico facial y verás cómo tu rostro estará, además de más fresco, mucho más luminoso y rejuvenecido.

La exfoliación es necesaria para mantener la salud de la piel

Exfoliante facial natural con clara de huevo

La clara de huevo es uno de los must del mundo de la belleza. Tiene un alto contenido en proteínas y vitaminas del grupo B que ayudan a cuidar, regenerar y embellecer la piel. 

Este exfoliante que os presentamos a continuación es ideal para todo tipo de pieles y ayudará a atenuar los signos de envejecimiento y a darle una nueva vida y luminosidad a la piel.

Para hacerlo solo necesitarás una clara de huevo, una cucharada de harina (mejor si es de trigo) y cinco cucharadas de miel. Mezcla bien los ingredientes y reparte la pasta resultante por todo tu rostro, haciendo hincapié en aquellas zonas en las que tengas más arrugas. Déjalo actuar durante 10 minutos y acláralo con abundante agua tibia. 

Si tienes la piel un poco seca y necesitas un plus de hidratación, cambia la harina por aceite de oliva.

 

Para que estos exfoliantes naturales para hacer en casa sean realmente efectivos, aplícalos un par de veces por semana (una vez cada dos semanas si tienes la piel muy sensible) después de la ducha, ya que así aprovecharás el efecto dilatador del vapor sobre tus poros.

Escojas el que escojas, notarás un antes y un después en tu piel. ¡Garantizado!

divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.

descuento 10% al comprar 3 perfumes o más DIVAIN