Manzanilla: propiedades y beneficios y para qué sirve

La manzanilla es una de las plantas medicinales más consumidas en todo el mundo desde hace siglos, debido a la gran cantidad de beneficios que aporta a la salud. De hecho, en algunas culturas y países se considera un auténtico milagro de la naturaleza. Descubre aquí todas las propiedades de la manzanilla y aprende a cómo usar estas flores para sacarles el máximo provecho.

Qué es la manzanilla

La manzanilla (Chamaemelum nobile) es una planta herbácea originaria de la zona de los Balcanes y del norte de África. Con los cuidados adecuados puede llegar a superar los 60 cm de altura.

Debido a sus numerosas propiedades medicinales, su cultivo se ha extendido por todo el mundo y lleva utilizándose como remedio natural desde hace siglos. Por ejemplo, en la Edad Media se usaba para tratar problemas digestivos y en algunos países como Egipto para tratar enfermedades como la malaria.

Propiedades de la manzanilla: beneficios y contraindicaciones

Propiedades de la manzanilla

Algunas de las razones por las que la manzanilla es tan popular es por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Pero además, también tiene muchos más beneficios para la salud que es posible que no conozcas. Aquí te dejamos cuáles son los más destacados:

Beneficios de la manzanilla

  • Regula y protege el sistema digestivo: la manzanilla ayuda a proteger y a reparar la membrana gástrica y favorece la eliminación de líquidos. Esto la convierte en un remedio natural perfecto para tratar problemas como la acidez, la gastritis o los vómitos. De igual manera, viene muy bien también para evitar los calambres estomacales y combatir las digestiones muy pesadas.
  • Propiedades calmantes: la manzanilla actúa como un relajante y es por esto que es muy buena para ayudar a reducir la ansiedad y la depresión. Asimismo su efecto sedante también combate el insomnio y ayuda a conciliar mejor el sueño. De hecho, es una planta que se utiliza mucho en la técnica de la aromaterapia.
  • Fortalece el sistema inmunitario: otra de los grandes beneficios de la manzanilla es su capacidad para prevenir las infecciones gracias a su alto contenido en compuestos fenólicos.
  • Alivia dolores articulares
  • Controla el índice glucémico: esta planta ayuda a regular la cantidad de azúcar en sangre de nuestro cuerpo, por eso es un buen aliado para tratar los síntomas de enfermedades como la diabetes. 
  • Propiedades antioxidantes: estas propiedades ayudan a disminuir las probabilidades de contraer cáncer o enfermedades del corazón.
  • Propiedades antiinflamatorias: gracias a sus propiedades antiinflamatorias la manzanilla es una aliada perfecta para combatir el dolor de garganta o la congestión nasal durante el resfriado.

Contraindicaciones

Aunque esta planta puede presumir de sus múltiples propiedades medicinales, también es importante tener en cuenta que su mal uso o su consumo en exceso puede generar efectos secundarios. Estos son los más comunes, aunque te recomendamos que antes de consumirla lo consultes con tu médico de confianza.

  • Somnolencia: su consumo en exceso puede causar somnolencia debido a su efecto relajante.
  • Las personas que tienen alergia al polen, deben ser prudentes porque si se echan manzanilla en la piel esto puede causar irritación o problemas dermatológicos como la dermatitis.
  • Se recomienda evitar su uso en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Por otro lado, tampoco se recomienda tomar con anticonceptivos o anticoagulantes.

Cómo hacer infusión de manzanilla y para qué sirve

Para qué sirve la manzanilla

Infusión de manzanilla

Si quieres aprovechar todas las propiedades de la manzanilla que te hemos mencionado antes, entonces la mejor forma es preparar una infusión. Puedes hacerlo usando flores secas, o bien comprando las bolsitas de manzanilla que encontrarás fácilmente en cualquier tienda o herbolario. 

En ambos casos deberás hervir un par de tazas de agua y luego echar los pétalos o la bolsita que deberás dejar dentro durante al menos 5 minutos. Después saca los pétalos o la bolsa y ya tendrás lista tu infusión.

Puedes añadir un poco de hinojo a la infusión para beneficiarte también de otras propiedades. Echa un ojo a nuestro post sobre las propiedades del hinojo y descubre todos los beneficios que te puede aportar.

Manzanilla para el pelo

La manzanilla o camomila tiene propiedades que pueden ayudar a fortalecer el cabello, a combatir la caspa y a reducir la grasa del cuero cabelludo aportándole brillo y luz. De igual manera, la camomila también es un remedio natural muy utilizado para aclarar el pelo gracias a su alto contenido en pigmentos como la apigenina. En el mercado existe una gran variedad de productos destinados a este fin. Seguro que en cualquier supermercado o farmacia encuentras aquel que mejor se adapte a las necesidades de tu pelo.

Manzanilla para la piel

Por último, la manzanilla también ayuda a mejorar la salud de la piel. Sus propiedades antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro y también aumentan la producción de colágeno. Asimismo, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, hace que sea un buen remedio para curar las irritaciones y heridas. Por ejemplo, es muy útil para reducir los orzuelos. 

Para aprovechar estos beneficios lo mejor es empapar una gasa estéril en una infusión caliente de manzanilla y aplicarla sobre la piel. En el caso de los orzuelos, te recomendamos que la dejes actuar durante algunos minutos sobre el párpado para que tenga efecto. Por otro lado, también puedes optar por cremas, jabones y otros productos corporales que contengan este ingrediente si quieres dar a tu piel un aspecto mucho más joven y fresco.

Igualmente existen muchos otros remedios naturales para conseguir un cutis perfecto. ¡Visita nuestro artículo sobre el aceite de rosa mosqueta o sobre la crema de baba de caracol y descubre todos sus secretos!

divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.