Los mejores trucos para ahorrar dinero día a día

El dinero vuela. Esta verdad universal, es tan certera como dolorosa. Con lo que cuesta ganarlo (para la mayoría de los mortales) y lo rápido que desaparece, ¿verdad? Y aunque cueste ajustarse el cinturón, es necesario si queremos llegar holgados a fin de mes. 

Eso sí, siempre podremos ajustárnoslo un poquito menos si contamos con un buen colchón o nuestros gastos se ven reducidos. Te atrae la idea, ¿a que sí? Pues entonces no pierdas detalle a nuestro artículo de hoy, ya que te vamos a exponer los mejores trucos para ahorrar dinero día a día.

11 trucos infalibles para ahorrar en casa sin darte cuenta

Vamos a plantearte un montón de trucos, pero tranquilo, no es necesario que los sigas absolutamente todos para conseguir ahorrar una buena cantidad de dinero.

Controla tus gastos para conseguir ahorrar en el hogar

Compara precios y aprovecha ofertas

No es una pérdida de tiempo, es una inversión. Podemos llegar a ahorrar muchísimo dinero (mucho más del que te imaginas) si comparamos precios en varias tiendas. Muchas de ellas, sobre todo los supermercados, suelen tener ofertas de manera periódica, por lo que lo mejor es que investigues bien todas sus webs antes de ir a comprar. Si te da un poco de pereza ir web por web, puedes recurrir a los comparadores de precios online.

Y muy importante también es conocer bien el mercado, viendo qué productos satisfacen una misma necesidad y decantándote por aquel que tenga un precio mucho más asequible. Como por ejemplo, en el caso de los perfumes originales vs. los perfumes de equivalencia (si no sabes lo que son, mira aquí qué son los perfumes de equivalencia). Puedes ahorrar muchísimo dinero comprando un artículo muy pero que muy similar al original pero a un precio mucho menor.

Bloquea una cantidad de tus ingresos en una cuenta de ahorros

Si tienes ingresos fijos, la mejor manera para ahorrar es abrir una cuenta de ahorro en la que ir metiendo un porcentaje del dinero que ganas día a día. Así te aseguras de que no lo vas a gastar. Un 10%, un 20%, un 30%... cuanto más mejor, evidentemente, pero lo importante es que des el paso. 

Te recomendamos que no empieces bloqueando grandes cantidades de dinero que luego hagan que vayas justo y acabes teniendo que recurrir a ellas, ya que es desmoralizador. Es mejor empezar bloqueando una pequeña cantidad e ir aumentándola conforme veas cuáles son tus gastos y necesidades. 

Consulta bien las condiciones de tu banco 

No todos los bancos tienen las mismas condiciones, así que te recomendamos que te informes muy pero que muy bien en varios antes de abrir tu cuenta de ahorro, y que, si ya tienes una, vuelvas a leerte la letra pequeña (por mucha pereza que dé). Tal vez descubras cláusulas con las que no estás de acuerdo y sea más beneficioso para ti llevar tu dinero a otro lugar. 

Si decides abrir una cuenta de ahorros como la que hemos comentado en el punto anterior, asegúrate de que no te penalizan si necesitas sacar el dinero por cualquier imprevisto. Aunque tengas que tener más fuerza de voluntad para no recurrir a él por cualquier razón, te dará tranquilidad. Por todos es sabido que los gastos vienen en los peores y más inesperados momentos. 

Antes de gastar, piénsatelo

Darle vueltas a las cosas no suele ser muy recomendable, pero siempre hay una excepción que rompe la regla. Y es que en el ámbito de la economía doméstica, no hay nada como pensar mucho antes de comprar algo. Pensar bien si realmente lo necesitas, si le vas a dar un uso continuado, si es un objeto o servicio prioritario o, por el contrario, puedes sobrevivir sin él. En definitiva: antes de gastar, la mente fría. Solo así conseguirás ahorrar de verdad.

Come antes de ir a hacer la compra semanal

Parece una tontería, pero no lo es. Cuando vamos al supermercado con hambre, todo nos apetece y es más probable que compremos alimentos que luego realmente no vamos a consumir. Es estómago lleno ha de ser tu fiel compañero a la hora de ir a realizar la compra semanal

Tómatelo como un reto

Aunque uno de los mejores trucos para ahorrar es tomárselo como un reto. Y es que, ¿a quién no le gusta superarse a sí mismo? Puedes ser más o menos competitivo pero la sensación de estar hoy mejor que ayer es inigualable. 

Ve poniéndote metas de ahorro, pero ojo, siempre realistas para no frustrarte. Por ejemplo, “de aquí a seis meses quiero haber ahorrado X euros” o “cada mes voy a apartar X cantidad de mi cuenta”. 

Cuidado con la tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un arma de doble filo. Ahora se puede pagar casi cualquier cosa con ella, hasta las cantidades más pequeñas, por lo que cada vez utilizamos menos el dinero en metálico, ya que la tarjeta es mucho más cómoda. Pero todo lo que tiene de cómoda lo tiene de peligrosa, ya que con ella no controlamos tan bien todo lo que gastamos. 

No te decimos que dejes de usarla, pero sí que deberías comprobar los extractos cada día que la hayas usado, para así poder llevar un control exhaustivo de los gastos, evitando el descontrol y el despilfarro.

Reducir gastos y aprovechar las ofertas son dos buenas maneras de ahorrar

Piensa a largo plazo

Si eres un poco manirrot@, te encanta gastar y no ves el momento de dejar de hacerlo, piensa en el futuro. Aunque ahora las cosas te vayan bien (ojalá sea así) nunca se sabe qué puede ocurrir, ya que la vida es una tómbola, tanto para lo bueno como para lo malo.

Y como seguramente quieras jubilarte lo antes posible, lo mejor que puedes hacer para conseguirlo es tener un buen colchón para que el vivir con menos ingresos no suponga un problema. Ahorra. Tu “yo” del futuro te estará eternamente agradecido.

Ojo con la luz, el agua y el gas

Controlar los gastos variables de un hogar es una de las mejores formas de ahorrar. Aquí va un listado de las acciones que puedes hacer para conseguirlo: 

  • Cambia las bombillas normales por LED.
  • Apaga las luces cuando no estés en la habitación.
  • Desenchufa los electrodomésticos o aparatos electrónicos cuando no los estés usando (cuando están en stand-by o enchufados siguen consumiendo bastante energía). 
  • Aprovecha a cocinar más de un plato cuando tengas que encender el horno, ya que es uno de los electrodomésticos que más gasta. Evita también abrir la puerta para que no se escape el calor, a no ser que sea estrictamente necesario.
  • Controla el termostato. Asegúrate de que en invierno no suba de 20º y en verano no baje de 25º. Y es que cada grado importa, porque por cada uno de más, ¡la factura puede aumentar hasta en un 8%!

Como ves, son pequeños gestos, pero marcan la diferencia. Y además de ahorrar, estarás haciendo una buena acción por el planeta ya que estarás gastando menos recursos y energía. Todo ventajas.

Hazte socio de los comercios en los que más consumas

Ya sabemos que es un rollo tener mil y una tarjetas de cliente, ya que se acaban perdiendo o acabas teniendo tantas que al final ya no sabes de dónde eres socio y de dónde no. Pero realmente, si visitas un comercio con asiduidad, te saldrá muy rentable ir acumulando puntos por cada compra. Verás que alegría cuando veas que tienes los suficientes para poder canjearlos por productos gratis.

Visualiza los precios como unidades de producto

Nos explicamos. Cuando quieres comprarte un pantalón de 30 euros, no pienses en que 30 euros no van a ningún lado, sino que por esa misma cantidad puedes comprar casi 30 paquetes de arroz o de pasta. 

Hacer estas equivalencias te ayudarán a darte cuenta del valor real de las cosas y te ayudarán a controlar mucho más tus gastos.

Anota todos y cada uno de tus gastos

Por pequeña que sea la cifra, todo suma. Anota todos los gastos que tengas y divídelos por partidas para poder identificar dónde acaba tu dinero a final de mes. Así, podrás determinar de una forma más sencilla en qué tipo de gastos debes recortar.


Si sigues estos trucos para ahorrar en casa, verás como, pasito a pasito, poquito a poquito y sin darte cuenta, consigues reducir tus gastos mensuales increíblemente. Un pequeño esfuerzo que merecerá la pena, ya que no hay nada como dormir tranquilo sin que te asalten las preocupaciones económicas. 

Y si eres un amante de los perfumes, no te preocupes; ya sabes que gracias a DIVAIN el tener que ahorrar no significa tener que renunciar a ellos. 

divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.

descuento 10% al comprar 3 perfumes o más DIVAIN