La historia del perfume en la Antigua Roma

Los romanos tomaron buena nota de la afición de los griegos por los perfumes llegando no ya a usar, sino a abusar del uso de las fragancias. En Roma, el cuidado de la imagen era muy importante ya que era un reflejo del estatus social. Vamos a conocer la historia del perfume en la Antigua Roma.

Los perfumes en Roma

Los romanos perfumaban su piel, sus ropas y pertenencias, perfumaban las estancias e incluso los lugares públicos. Trajeron desde muy lejos aromas exóticos, desconocidos hasta ese momento como la glicina, la vainilla, el clavel o la lila. La influencia oriental trajo consigo aromas como el pino, el jengibre, la mimosa o el cedro.

Eran unos auténticos entusiastas del perfume, fue allí, en Roma, donde se constituyó el primer gremio de perfumistas: los ungüentarii, artesanos respetados que transmitían sus secretas recetas a sus descendientes, protegiendo sus creaciones, su nombre y su negocio. Había perfumes más lujosos al alcance solo de unos pocos y otros más populares.

Se fabricaban tres tipos de ungüentos envasados en cerámica o cristal:

  1. Sólidos, en polvo o pastillas: un aroma formado por un solo ingrediente cada vez, como la almendra o el membrillo.
  2. Ungüento líquido: llevado a cabo con flores, especias y gomas trituradas en un soporte aceitoso, normalmente aceite de oliva.
  3. Perfume en polvo: hecho con pétalos de flores pulverizados a los que se añadían ciertas especias.

La vida diaria de los romanos estaba rodeada de deliciosos aromas. El baño era una costumbre pública y diaria, un lugar de encuentro social, donde, por supuesto, podían perfumarse a placer. Las mujeres eran las principales usuarias, pero también los hombres se dejaban llevar por el gusto por el perfume. Los aromas favoritos eran los provenientes de las flores: narciso, jazmín, azucena y violeta, aunque también usaban aceites extraídos de sustancias como el sándalo.

La llegada del cristianismo supuso un clan declive para el perfume ya que se consideraba propio del lujo y muy relacionado con la seducción. Nada que ver con los mensajes de pudor y humildad que esta religión difundía. El uso del perfume prácticamente desapareció.

¿Qué perfumes de nuestro catálogo habrían gustado a los antiguos romanos?




Más sobre la historia del perfume:

Deja un comentario

Todos los comentarios serán moderados antes de publicarse