Cómo hacer una rutina facial coreana

Lo coreano está de moda. Ya lo pudiste ver en nuestro artículo sobre el maquillaje coreano, y hoy volvemos a reiterarlo. Pero esta vez, centrándonos en el ámbito del skin care. La rutina facial coreana está acaparando toda la atención en el mundo occidental, y no es para menos, porque sus resultados son increíbles.

Vamos a ver cuáles son los pasos que tienes que seguir si quieres lucir una piel digna de una muñeca de porcelana

Los 10 pasos de la rutina facial coreana 

Igual con el titular te echas para atrás, porque sabemos que tener que hacer tantas acciones en tu rutina facial diaria… da pereza. Pero no te preocupes, porque no tienes que hacer todas todos los días, sino escoger cuáles son los pasos esenciales para tu piel y hacerlos cada día. El resto tendrás que hacerlos de vez en cuando. 

¡Vamos allá! Estos son los 10 pasos de la rutina facial coreana:

Luce una piel más bonita y radiante que nunca siguiendo estos trucos coreanos

PASO 1. Doble limpieza facial: limpiador de base aceitosa

Estos dos primeros pasos son los más esenciales de todos. Los que verdaderamente marcan la diferencia. Los que tienes que realizar todos los días sí o sí.

Y es que allí en Corea no utilizan limpiadores bifásicos o aguas micelares, sino que se limpian la cara con dos productos. Primero utilizan un limpiador con base aceitosa, para eliminar el maquillaje y la grasa y suciedad acumuladas a lo largo del día. 

PASO 2. Doble limpieza facial: limpiador de base acuosa

Una vez han eliminado la primera capa de suciedad con el limpiador de base aceitosa, proceden a aplicarse otro limpiador, pero esta vez de base acuosa. Éste termina de eliminar todo resto de suciedad que pueda quedar. ¿El resultado? Una piel más limpia imposible.

Si necesitas ideas sobre estos productos, mira cuáles son algunos de los mejores desmaquillantes del mercado. 

PASO 3. Exfoliación

Este paso no has de realizarlo todos los días ya que... ¡podrías quedarte sin cara! Bromas aparte, la exfoliación es muy necesaria ya que se encarga de eliminar las células muertas de la piel y promueve la renovación celular, haciendo que la piel absorba mejor los productos y nutrientes que le apliquemos. Pero has de realizarla dependiendo del tipo de piel que tengas.

Si tienes la piel seca, te recomendamos que te la exfolies una vez a la semana; mientras que, si la tienes grasa y sin acné puedes hacerlo de una a dos veces a la semana. En cambio, si la tienes muy fina o sensible, hazlo cada quince días si no quieres que tu piel se irrite y sufra.

PASO 4. Aplicar tónico

El tónico facial es otro de los pasos que no puedes saltarte. Y es que es el producto que equilibra el pH de la piel después de las limpiezas o la exfoliación. Digamos que es el encargado de mimar nuestra piel.

Tras aplicártelo, verás como sientes tu piel hidratada, protegida y, si cabe, todavía más limpia. Gracias a él nuestra piel estará lista para los siguientes pasos de la rutina de cuidado facial coreano.

PASO 5. La esencia 

La esencia es una completa desconocida en el mundo beauty de occidente. Es una mezcla entre un tónico y un sérum, ya que está mucho más concentrada que el tónico pero resulta menos pesada que el sérum.  Se aplica justo entre estos dos productos para brindar una hidratación extra. 

Está enriquecido con numerosos activos beneficiosos para la piel, con altas dosis de fermentos como la levadura; que fomentan la flexibilidad y elasticidad. Además, actúa a nivel celular, por lo que los resultados son mucho más profundos y se pueden notar más rápido. 

Los expertos afirman que este es un paso determinante. ¡Así que ni se te ocurra saltártelo!

PASO 6. El sérum

No hay nada como un buen sérum para conseguir que tu piel luzca irresistible. Y es que estos productos tienen una concentración tan alta de activos beneficiosos para la piel, que su aplicación es otro de los pasos que no puedes obviar. 

Hay de mil tipos, así que te recomendamos que te tomes tu tiempo para identificar qué quieres mejorar en tu piel, y escojas el sérum acorde a ello. Los hay para tratar las manchas, para retrasar la aparición de arrugas y signos de la edad, para evitar el acné, para tratar la deshidratación o dar más luminosidad… Aunque también puedes ir variando y utilizar distintos sérums a lo largo del año para así tratar más carencias de la piel.   

PASO 7. La sheet mask

La esencia, el protector solar y el sérum son básicos del skincare coreano

Este paso no has de realizarlo todos los días pero lo querrás hacer porque es divertidísimo. Aunque el nombre te suene un poco raro, seguro que ya las has visto. Son las mascarillas blancas y finas con agujeros en los ojos, la nariz y la boca. ¡Las que te hacen parecer el Fantasma de la Ópera! 

Son las reinas de la hidratación profunda, ya que gracias a su forma, se adaptan completamente a la piel, llegando hasta a los recovecos de más difícil acceso como la parte inferior de las aletas de la nariz. Además, como están hechas de fibra o de algodón, no permiten que los nutrientes se evaporen antes de ser absorbidos. 

PASO 8. El contorno de ojos

Este paso es otro de los básicos de la rutina facial coreana. La piel que rodea a nuestros ojos es mucho más fina y delicada que la del resto de la cara, por lo que necesita de un producto especial para cuidarla correctamente.

Aplica una pequeña cantidad únicamente sobre el hueso orbital (nunca en el párpado ni demasiado cerca de la línea de agua), a toquecitos y utilizando el dedo anular, ya que es el que menos fuerza tiene de todos. Este ligero masaje activará la circulación y evitará la aparición de bolsas y arrugas.

PASO 9. La crema hidratante

Este paso tampoco puede faltar, no solo en la rutina facial coreana, sino en cualquier rutina beauty que se precie. 

Sin la crema hidratante, la piel nunca estará plenamente hidratada. Además también se encarga de sellar todos los productos que has aplicado anteriormente. ¡Indispensable!

PASO 10. La protección solar

Seguro que a esto no estás muy acostumbrada. Pero es otro de los puntos fuertes de esta rutina que hacen que las coreanas tengan esa piel tan perfecta y bonita. 

Bendito sea el sol, ya que nos trae calorcito, alegría y un tono muy bonito a nuestra piel. 

Pero ojo porque si no la protegemos bien de él, nos puede causar daños irreversibles. La aparición de manchas es un claro ejemplo de ello, por ello, el protector solar ha de ser el último paso de tu rutina facial diaria. Aplícatelo antes de salir a la calle, haga el día que haga; ya que, aunque esté nublado, los rayos UV siempre se filtran y afectan a nuestra piel.

 

Y… c’est fini! En esto consiste la rutina de cuidado facial coreano. 10 sencillos pasos que marcarán todo un antes y un después en tu rostro

Aún así, si sigues siendo un poco reacia a ella o no dispones de tiempo, echa un vistazo a esta rutina facial alternativa. ¡También es súper efectiva! 

divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.

descuento 10% al comprar 3 perfumes o más DIVAIN