El ayuno intermitente y el deporte ¿la mejor forma de perder peso?

¿Has oído hablar del ayuno intermitente? Este modelo nutricional está cada vez más y más de moda (aunque se realiza desde hace milenios), ya que, si se hace correctamente se obtienen increíbles resultados tanto por dentro como por fuera. Así que hoy, queremos explicarte las claves sobre cómo iniciarse en el ayuno intermitente y cuáles son sus beneficios. 

¡Ah! Y que la palabra ayuno no te frene, porque no vas a pasar hambre y estarás siempre a tope de energía (aunque si te echas alguno de estos perfumes que atraen la energía positiva, todavía más)

¿Qué es el ayuno intermitente? 

El ayuno intermitente es un modelo nutricional que alterna periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Los periodos de ayuno pueden adaptarse al estilo de vida de cada persona, aunque los más populares son el ayuno de 12 horas o el ayuno intermitente 16-8, es decir, aquel en el que no se puede comer ningún tipo de alimento durante 16 horas. 

Aunque a priori pueda parecer mucho tiempo, no es una dieta difícil de seguir, ya que este ayuno se realiza entre la cena y el desayuno o la comida, así que seguramente ya estés ayunando unas 10 horas sin pretenderlo.

En el ayuno intermitente se puede tomar café solo ya que es una bebida no calórica

¿Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente combinado con el deporte?

A nivel general, las experiencias de ayuno intermitente suelen ser muy buenas y reportar muchos beneficios al que lo realiza. ¿Por qué? Muy sencillo: porque así activamos nuestro metabolismo. 

Y esto es tremendamente importante, ya que en la mayor parte de las ocasiones, los problemas de acumulación de grasas vienen derivados por un metabolismo lento, acostumbrado a comer lo mismo y a las mismas horas. Es como en el deporte, si hacemos la misma tabla de ejercicios continuamente, al principio notaremos los resultados pero luego nos estancaremos. 

Así que, si concentramos la ingesta de alimentos en un periodo delimitado de tiempo, conseguiremos que nuestro metabolismo “no se relaje” y convierta las reservas de grasa acumulada en energía, lo que estimula la pérdida de peso.

Además, este modelo nutricional también aporta otros múltiples beneficios:

  • Retrasa el envejecimiento del organismo.
  • Reduce los indicadores de inflamación.
  • Disminuye los niveles de colesterol y de triglicéridos.
  • Favorece la plasticidad neuronal.
  • Limita el crecimiento de células cancerígenas.

Si ya favorecemos con nuestra alimentación el aceleramiento del metabolismo con su consecuente quema de grasa, imagina si encima hacemos deporte de manera regular. ¡El combo perfecto para lucir tipazo!  Combina la dieta del ayuno intermitente con este entrenamiento de fuerza en casa o con estos ejercicios para mejorar la flexibilidad y notarás todo un antes y un después en tu figura. 

A continuación te presentamos los tipos de ayuno intermitente más valorados y algunas pautas para hacerlos, pero eso sí, siempre es recomendable que consultes con un nutricionista que evalúe tu caso y te de pautas personalizadas. ¡Cada cuerpo y estilo de vida es un mundo!

Tipos de ayuno intermitente

Además de consultar con un nutricionista que te proporcione una dieta personalizada para romper el ayuno, es importantísimo que cumplas a rajatabla los horarios del ayuno intermitente. Y es que si excedemos el tiempo de ayuno, puede darse un efecto rebote y que este método resulte completamente contraproducente.

Ayuno intermitente 16-8

El ayuno de 16 horas es el más famoso ya que sus resultados son mucho más notorios. Para realizarlo simplemente tienes que delimitar un periodo de tiempo de 16 horas en el que no has de comer ningún tipo de alimento. 

Si tu estilo de vida es diurno y tienes un “horario de oficina”, lo más adecuado es que establezcas la primera ingesta entre las 12:00 - 14:00 horas y realices la última entre las 20:00 - 22:00 horas, para que así cumplas las 16 horas sin problemas, ya que gran parte del tiempo estarás durmiendo. Como ves, la única comida que no se realiza es el desayuno, aunque sí que se pueden tomar suplementos en ayuno intermitente como complejos vitamínicos. 

Una de las preguntas del millón es si se puede tomar café en el ayuno intermitente, y la respuesta es… ¡sí! Afortunadamente se pueden tomar bebidas no calóricas como el café, el té o el agua. Eso sí, nada de café con leche o caldo de pollo si quieres realizar el ayuno intermitente correctamente. 

El ayuno de 16 horas o el de 12 son los más famosos y realizados

Ayuno de 12 horas

Otro de los tipos de ayuno más famosos es el de 12 horas. Este es mucho más llevadero, por lo que resulta ideal para introducirse poco a poco en el mundo del ayuno. 

En este, te recomendamos que cenes a eso de las 19:00 o 20:00 horas y que desayunes justo 12 horas después de la última comida. 

Mejores apps de ayuno intermitente

Aunque acudas a un nutricionista que paute tu dieta, es normal que si no estás acostumbrado a llevar unos horarios estrictos de ingesta se te olvide cuándo debes comer y te descontroles un poco. Pero no te preocupes, porque existen apps de ayuno intermitente para que te sea mucho más fácil seguir tu dieta adecuadamente. 

Estas suelen incluir programas de ayuno, sistemas de control y avisos y gráficos de seguimiento de tu progreso de pérdida de peso. 

Algunas de las más populares (disponibles tanto para iOS como para Android) son Seguidor de Ayuno Zero-Cal, Clear - Ayuno intermitente para cuerpo y mente o Do-Fasting. Además esta última resulta completísima e ideal para compaginar el ayuno intermitente y el deporte, ¡la clave para lograr un cuerpo 10!