5 mascarillas para la cara caseras fáciles de hacer

Con una oferta tan amplia de productos cosméticos y de belleza, a veces puede resultar misión imposible encontrar la fórmula que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Cremas de noche, de día, tónicos faciales, sérums, contornos de ojos, y un sinfín más de artículos. Todos de diferentes gamas, precios y marcas, con principios activos de los que nunca habíamos oído hablar, y las últimas novedades provenientes de investigaciones punteras con respecto al mundo de la cosmética.

Entre tanto batiburrillo de productos, las mascarillas para el rostro, un tipo de ungüento con alta concentración de principios activos y un gran poder para ofrecer beneficios en un tiempo récord, se corona como uno de los tratamientos por excelencia para conseguir una piel bonita desde casa.

Lo mejor de todo es que no es necesario gastarse una fortuna en una mascarilla facial para disfrutar de sus propiedades: podemos crear la nuestra propia casera con ingredientes base sencillos y fáciles de conseguir.

¿Quieres saber más sobre cómo hacer mascarillas caseras? ¡Te lo contamos todo en este artículo!

¿Para qué sirve una mascarilla para la cara?

Cada mascarilla facial puede servir para cumplir un objetivo en específico: hidratar la piel, exfoliar, eliminar impurezas y grasas, dejar la piel más tersa, eliminar arrugas, aportar luminosidad, preparar la piel antes del maquillaje…

Las diferencias principales se encuentran en los ingredientes que utilizamos para su elaboración. Según nuestras necesidades faciales, optaremos por una composición u otra.

Aunque existen mascarillas mixtas que pueden suplir distintas necesidades, por lo general, podríamos clasificarlas en los siguientes grupos:

  • Mascarillas hidratantes.
  • Mascarillas purificantes y reductoras de grasa (para evitar la aparición del acné).
  • Mascarillas calmantes y para pieles sensibles.
  • Mascarillas con efecto flash (con principios activos antiedad, reductoras de líneas de expresión y con aporte extra de luminosidad).

Mascarillas caseras fáciles de hacer

5 mascarillas faciales caseras fáciles de hacer

Ahora que ya tenemos claro qué es una mascarilla facial y para qué se utilizan exactamente, te vamos a proponer 5 recetas que puedes preparar en casa con ingredientes básicos y fáciles de conseguir.

Mascarilla de fresas para pieles jóvenes

Si necesitas una mascarilla que te ayude a mantener tus ojeras a raya y como prevención temprana contra las líneas de expresión, estás de suerte. Esta deliciosa fruta es un excelente ingrediente para preparar una mascarilla casera para pieles jóvenes.

Las fresas son una fuente de vitamina E y antioxidantes. Nos ayudarán a mantener nuestra piel sana, sin impurezas y brillante. Además, al proporcionarnos un sinfín de antioxidantes, también protegen a las células de la piel de los radicales libres.

Por si fuera poco, son un remedio excelente para reducir las bolsas y ojeras alrededor de los ojos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Basta con ponerse dos rodajas de fresa en los ojos durante 10 minutos.

Nosotros te proponemos una mascarilla con base de fresas trituradas y miel. Aplícala durante 15 minutos dos veces por semana y alucinarás con los resultados.

Mascarilla de avena multifunción

La avena, además de ser un superalimento tremendamente beneficioso para nuestra salud, también es un ingrediente muy potente para elaborar una buena mascarilla facial.

Dependiendo del ingrediente que le añadamos a la avena en la mezcla, conseguiremos unos resultados u otros. De esta forma, podemos realizar las siguientes combinaciones:

  • Avena + leche: nos proporcionará beneficios hidratantes.
  • Avena + cucharada de miel: es excelente para reducir la concentración de grasa en nuestra superficie facial.
  • Avena + limón + huevo: es un remedio natural para reducir los brillos de la cara.
  • Avena + azúcar + naranja: aplicado una vez por semana, es una mascarilla ideal para exfoliar la cara.

Descubre más sobre las propiedades de la avena y sus beneficios en este artículo.

Estas son las mascarillas para hidratar la cara que puedes hacer en casa

Mascarilla antibacteriana de yogur

Seguro que el yogur es uno de esos productos que nunca faltan en tu nevera. Si es así, ya tienes el ingrediente principal para preparar una mascarilla casera con propiedades antibacterianas e hidratantes.

En esta línea, te proponemos dos variantes:

  • Mascarilla de yogur con limón: con 3 cucharadas soperas de yogurt sin azúcar y 1 cucharada de jugo de limón. Todo bien mezclado en un bol sin grumos. Lo dejamos actuar 20 minutos (importante no entrar en contacto con los ojos) y tendremos un efecto tónico prácticamente instantáneo.
  • Mascarilla de yogur con café: si además de las propiedades antibacterianas, también queremos aprovechar para exfoliar la piel, el café puede ser un gran añadido a nuestra mascarilla facial casera.

Descubre aquí otras propiedades del café muy interesantes para tu salud. 

Mascarilla para reducir las manchas en la piel

Si nuestro problema principal son las manchas por la exposición al sol y las marcas del acné, también podemos elaborar una mascarilla facial especialmente pensada para combatir estos efectos visuales en nuestro rostro.

Para ello, tan solo necesitaremos 3 cucharadas de vino tinto y 3 cucharadas de miel. Deberemos mezclar bien todos los ingredientes en un bol y dejar que se enfríe en la nevera.

El tiempo de aplicación es de entre 15 minutos y 20 minutos, y debido a que sus ingredientes son poco agresivos con la piel, podrás aplicarla más de una vez por semana (incluso 3 o 4 si ves que tu rostro lo tolera bien).

Además de eliminar las manchas faciales, también es una mascarilla exfoliante y antioxidante. Además, sirve para eliminar arrugas y células muertas.

Además de esto, puedes combinar tu rutina facial con una crema antimanchas de las que te recomendamos en este post. ¡Son las mejores del mercado!

Mascarilla de aguacate y aceite para pieles secas

Por último, te vamos a proponer una mascarilla casera ideal para pieles resecas que necesitan un extra de hidratación.

Este ungüento es ideal para aplicar antes de ir a dormir, ya que las propiedades de sus dos ingredientes principales pueden actuar durante la noche de forma más exhaustiva.

Para su preparación, tan solo necesitaremos un aguacate y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Se machaca la pulpa del aguacate con un tenedor y se añade el aceite poco a poco mientras se mezcla todo. El resultado debería ser una mascarilla con una textura cremosa.

El tiempo de actuación es de 15 minutos. Posteriormente, eliminaremos los restos con agua tibia. Para potenciar sus propiedades recomendamos aplicar la crema hidratante nocturna antes de ir a dormir.

Una variante de esta mascarilla especialmente recomendable para pieles muy castigadas, se consigue añadiendo sábila o aloe vera a la mezcla

divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.