Bebidas refrescantes caseras: ¡calma tu sed!

El verano es sinónimo de calor sofocante, sol abrasador en la piel, sombras más cotizadas que el bolso 2.55 de Chanel… Pero a la mayoría de los mortales, ¡nos encanta! Es una de las épocas más alegres del año, en las que la energía positiva está por todas partes.  

Eso sí, para disfrutarlo a tope, hay que estar bien fresquitos e hidratados. Por eso, hoy te traemos un listado de bebidas refrescantes caseras que puedes hacer cómoda y rápidamente en casa. Sobrellevarás el calor mucho mejor (casi tanto como si te aplicas estos perfumes cítricos o estos perfumes para verano)

Estar hidratado es vital para el organismo y la supervivencia, más aún en verano

Bebidas refrescantes sin alcohol

Limonada

Si hay una bebida refrescante casera por excelencia, esa es la limonada. La reina de las bebidas de verano desde que el mundo es mundo, gracias a lo buena que está y lo fácil que es prepararla. ¿Nunca lo has hecho? ¡Pues no dejes pasar ni un segundo más! 

Para hacerla necesitas muy poquitos ingredientes: 2 limones, 1 lima, 8 vasos de agua fría, cubitos de hielo o hielo picado y azúcar al gusto. 

Una vez los tengas, exprime el zumo de los limones y de la lima, mézclalo con la mitad de agua y el azúcar (o si eres una persona fit de las que entrenan a diario, puedes utilizar otro tipo de endulzante). Pasa la mezcla por un colador y añade el resto del agua. Así quedará una textura ultra líquida y sin grumos. Ya solo te queda echarle mucho hielo, ¡y disfrutarla!

Zumo multifrutas

Esta es una de las bebidas más refrescantes y sanas que puedes preparar. Y es que tan solo lleva fruta (y un poquito de miel, que nunca está de más endulzarnos un poco la vida).

Para hacerla, necesitas: seis naranjas, dos manzanas, dos rodajas de piña y un limón. Haz zumo con las manzanas, quita la piel y el corazón de las manzanas y licúalas junto con las rodajas de piña, exprime el limón y añade un poco de su piel previamente rallada para que le de un toque especial. Mézclalo todo en una batidora o licuadora y añade hielo.

Lo de la miel o el azúcar es completamente opcional, ya que la glucosa de la fruta funciona como endulzante natural. Así que si te animas a no echarle absolutamente nada más que fruta, ¡mejor que mejor! Siempre podrás suplir esa carencia de dulzor con alguno de estos perfumes dulces para mujer

Zumo de sandía

La sandía es una de las frutas reinas del verano, por lo que en nuestra lista no podía faltar una bebida refrescante casera que la tuviera como protagonista.

Es ideal ya que es una de las frutas que más agua lleva por lo que calma la sed como ninguna. Además, es tan fácil de hacer que en tan solo cinco minutos la tendrás lista. 

Para hacerla, necesitas: medio kilo de sandía, medio limón, cubitos de hielo y un poco de azúcar. Una vez tengas todos los ingredientes solo tienes que quitar las pepitas de la sandía, cortarla en trozos y ponerlos en una batidora. Añade agua y el zumo de medio limón. Bate hasta que logres una mezcla homogénea. Mete la mezcla en la nevera antes de servir, para que esté todavía más fría. ¡Absolutamente deliciosa!

Zumo de zanahoria

La zanahoria es rica en betacaroteno, precursor de la vitamina A, la cual es esencial para la salud ocular y de la piel. Por ello, esta hortaliza es la mejor acompañante que puedes tener este verano (sobre todo si te gusta ponerte moreno).

¿Te han entrado ganas de probarlo verdad? Para hacerlo solo necesitas 4 zanahorias, agua y 1 limón y un poco de azúcar (totalmente opcional porque está tan bueno que no hace falta). Para prepararlo lava y pela las zanahorias, licúalas, añade el agua y el zumo de limón, ¡y listo! Así de fácil. 

Bebidas refrescantes con alcohol

El mojito, la sangría o el daiquiri son algunos de los cócteles veraniegos más conocidos

Si organizas alguna cena especial en casa, lo mejor que puedes hacer para culminarla y sorprender a tus invitados es ofrecerles una de estas bebidas refrescantes con alcohol como cóctel final. 

Daiquiri de plátano

En tan solo 15 minutos puedes tener hecho este cóctel tan original, digno del bar de copas más chic de tu ciudad. 

Para hacerlo, reúne 200 ml. de ron blanco, 100 ml. de marrasquino (es un licor de cerezas negras amargas y miel), 100 ml. de zumo de limón, 1 plátano pelado y troceado; 1 cucharada y media de azúcar glass y muchos cubitos de hielo.

Una vez tengas todos los ingredientes, llega la hora de prepararlo, ¡pero es muy sencillo! Solo debes introducir todo en una licuadora hasta conseguir una mezcla homogénea. 

Sangría

Bebida originaria de España que ha cautivado a todo el mundo. Refrescante y deliciosa, para hacerla necesitarás: 1 botella de vino tinto, 2 naranjas y 2 limones; 4 melocotones (si no es temporada se pueden sustituir por manzanas), 3 cucharadas de azúcar; gaseosa o Cointreau (ambas son opcionales) y, por último, hielo.

Echa la botella de vino en una jarra repleta de hielos (cuanto más fría esté la sangría, más buena estará). Añade el zumo exprimido de las naranjas y de los limones, el Cointreau, la gaseosa, el azúcar y los melocotones cortados en trozos.

Mojito

No podíamos terminar esta lista sin mencionar el cóctel veraniego por excelencia, la bebida refrescante con alcohol más pedida del mundo: el mojito. 

Para hacerlo necesitas ron blanco, azúcar moreno, limas, hojas de hierbabuena y soda. ¡Y por supuesto mucho pero que mucho hielo picado!

El mojito tiene una elaboración un tanto diferente al resto de bebidas refrescantes caseras que te hemos enseñado anteriormente. Y es que lo ideal es preparar vaso por vaso. Nos explicamos: Echa un poco de azúcar moreno, hojas de hierbabuena y un trozo de lima en un vaso. Machaca y mezcla todo con un mortero hasta que el azúcar se disuelva. Incorpora el hielo picado y agrega el ron y la soda. Por último, decora el vaso con trozos de lima y de hierbabuena para que tenga todavía más sabor. ¡Está increíble! No conocemos a nadie a quien no le guste el mojito.


divain

Tienda online de perfumes


Descargate nuestro catálogo de fragancias

Al suscribirte, aceptas la política de privacidad de DIVAIN.